¿Para cuándo el voto digital?

Este año no he podido votar en las urnas del colegio electoral y es nuestro deber como ciudadanos dar voz a nuestros intereses, compromisos e ideales. Por tanto, no quise perder esta oportunidad y opté por el voto por correo.

Se puede solicitar tanto en ventanilla de cualquier oficina de Correos como a través de la Web con un certificado digital vigente. En mi caso, para evitar doble o triple visita a la oficina de Correos, solicité el voto a través de la Web.

En pocos días recibí la visita del cartero con mi sobre de elecciones en mi domicilio, pero al no estar físicamente en casa, no podían dejarlo a otra persona del mismo domicilio. Intentaron al día siguiente y tampoco lo pude recibir puesto que la jornada laboral del personal de Correos es justo la misma que la jornada laboral de una gran parte de los trabajadores en España, es decir, de 9:00 a 18:00 horas. Tras dos intentos fallidos, ya te dejan la notificación para poder recogerlo en la oficina de Correos. 

Acudes a la oficina de Correos donde está tu sobre, y lo que ha ocurrido contigo, ha ocurrido con muchos ciudadanos más. Por tanto, la fila es un tanto larga y te toca esperar alrededor de 30 minutos. Recibes el sobre con toda la documentación y, podrías realizar la selección y la entrega en el mismo viaje, pero al ver el crecimiento de la fila, prefieres irte a casa. Cuando abres el sobre electoral, te encuentra con toda esta documentación:

  1. Documento con instrucciones, eso es importante para asegurarte que sabes qué hacer y cómo hacerlo.
  2. Certificado de inscripción en el censo electoral, importante también para asegurarte dónde estás censado(a).
  3. Sobre de envío a la Mesa Electoral, evitas tener que incluir la información de destino.
  4. Un sobre de votación para elecciones municipales o locales (para toda España) y si además se celebran elecciones en tu Comunidad Autónoma (todas menos 5 comunidades), también recibes un sobre para elecciones autonómicas o regionales.
  5. Una papeleta de votación de cada una de las candidaturas presentadas tanto a nivel local como regional, es decir, si en una localidad se presentan 10 partidos políticos recibes 10 papeletas solo para la votación municipal; la misma operativa para la votación autonómica.

Escogido(s) tu(s) candidatos(as) y cerrado el sobre, te diriges de nuevo a la oficina de Correos esperando tener mejor suerte y que la espera a tu turno para entregar el sobre no sea tan larga. Pero lamentablemente, pasas el mismo tiempo que la primera vez. Y es entonces cuando analizas algunos conceptos en la gestión del voto por correo.

  1. Tengo que desplazarme a una oficina de Correos ya que cuando traen la carta estoy en horario de trabajo.
  2. Tengo que invertir mi tiempo, que hoy en día es muy preciado, esperando para recoger la carta y luego para entregarla.
  3. Estoy contribuyendo a un uso de papel innecesario ya que estoy recibiendo la papeleta de todos los partidos políticos cuando solo voy a usar la de uno; además de sobre y documentación adicional.
  4. Estoy ocasionando un gasto a la Administración para cubrir los costes de envío de mi voto.

Y tras el análisis, llegas a la reflexión: ¿Cuándo se podrá realizar el voto por correo digital?

Las personas que solicitamos el voto por correo a través de la web, debemos usar nuestro certificado digital para identificarnos en la solicitud. Por tanto, estaríamos encantados de usar ese certificado para realizar el voto directamente en ese mismo momento. Sería todo ventajas:

  • Tiempo: evitaríamos tener que esperar que llegue la documentación a nuestra casa, estar en casa para recibirlo o desplazarte a la oficina de Correos con el tiempo de espera que conlleva para recibir la carta.
  • Dinero: la Administración Pública ahorraría presupuesto en la producción de sobres, papeletas, costes de envío, personal de refuerzo para la entrega y recogida de cartas, etc.
  • Seguridad: evitaríamos el fraude y los altercados de robo de sobres, como ha ocurrido recientemente en Melilla.
  • Medioambiente: no malgastaríamos papel, el número de papeletas que se tiran a la basura es alarmante. Muchos de los votantes, con el fin de evitar dos viajes a la oficina, realizaban su voto allí mismo. El sobre con las papeletas sobrantes iba a un contenedor de basura mixta, ya que no había un contenedor de papel para poder reciclar. Un voto digital evitaría el uso de todo el papel destinado al voto, desde las instrucciones, pasando por las papeletas y sobres.
  • Efectividad, el recuento de votos sería mucho más rápido, exacto y eficiente. Otra manera de evitar votos perdidos o inválidos.

Posiblemente haya más beneficios de los que he mencionado, pero para que los descubramos, España debe apostar por la plena digitalización en las elecciones, hacer uso de las tecnologías para ese fin, y asentar en el presente lo que se prevé en un futuro inmediato; y convertirnos así en un país líder en tecnología aplicada a la Administración Pública y en un referente para otros países. Sin duda, es mediante las elecciones donde decidimos el futuro que queremos para nuestro país, por tanto, ya sea en los colegios electorales o a través del voto por correo, no dejes de votar, en tu voto está el futuro del país que deseas. Tal vez, en un futuro no muy lejano, podremos añadir la opción de voto digital.

🤞 ¡No te pierdas contenidos!

¡No hacemos spam! Solo te informaremos cuando haya nuevos contenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.